RECOMENDACIÓN: ACADEMIA VENGADORES Nº 06

Ha sido un largo camino. Te has esforzado por llegar aquí. Has compartido con tus compañeros los momentos más duros, pero también los más divertidos. Has recibido una educación que te prepara para salir ahí fuera y pelearte con el mundo. Te embarga la emoción y la ansiedad, pero también tienes un sentimiento de nostalgia por una época que nunca volverá. Sí, puede que hayas prometido que seguirás viendo a todos esos amigos que has hecho... Pero en el fondo de tu corazón, sabes también que quizás no llegues a cumplir esa promesa. Ha llegado la hora de graduarte. Ha llegado la hora del fin de Academia Vengadores

Christos Gage lleva más de un lustro escribiendo para Marvel, y en ese tiempo se ha acostumbrado a ocuparse de personajes sumidos en este trascendental momento de la vida que es la adolescencia. Porque es en la adolescencia donde el destino y tus decisiones determinan la persona que serás el resto de tu vida. Con Academia Vengadores lo tenía difícil, muy difícil. El arranque de la cabecera se benefició del landscape de "La Edad Heroica", pero a partir de ahí tuvo que volar con el condicionante de un reparto compuesto en su mayor parte por personajes nuevos y por otros que, si bien eran conocidos, no figuraban entre los favoritos de nadie. ¿O hay alguien, aparte quizás del propio Gage o de Dan Slott, que considere a Hank Pym uno de los mejores? El secreto para el guionista ha estado en no ponerlos en un ranking, sino escribirlos como si se tratara de seres reales que viven encerrados en vidas no siempre grandiosas, que temen el futuro y son conscientes de un pasado en el que han cometido errores. Ante las ideas deconstructivistas del superhéroe que han dominado el género en las tres últimas décadas, aquí se camina en el sentido opuesto, en describir cómo se construye el superhéroe y en recordarnos que no basta con tener superpoderes. 

Academia Vengadores 6 Los Vengadores Vs. La Patrulla-X Superar los errores significa conocerlos, y si hay alguien que puede aportar grandes conocimientos del pasado de Marvel ése ha sido Gage en estos últimos años. Es curioso que, a pesar de utilizar en su reparto a chavales que no han llegado a la mayoría de edad y, que por lo tanto, apenas han acumulado experiencias, cuanto sucede siempre ha nacido y ha estado contextualizado en la riqueza del Universo Marvel. Los cadetes de la Academia habían pasado por las pruebas de Norman Osborn para identificar potenciales agentes de su "Reinado Oscuro", y cada historia ha estado a su vez circunscrita a hechos procedentes de la continuidad de La Casa de las Ideas, en muchas ocasiones grandiosos, como aquel Michael Korvak de una de las mejores sagas de la historia de Los Vengadores o un Sebastian Shaw que aparece en este volumen y que reclama toda la gloria que tuviera en sus primeras apariciones, en la época de "La saga de Fénix Oscura", pero que en la mayoría de las veces están rescatados del más oscuro de los olvidos. Gage se alza así como el representante de la memoria, elMark Gruenwald del siglo XXI, capaz de proclamar un amor absoluto hacia conceptos que se perdieron mucho tiempo atrás en la memoria de unos pocos. ¿Quién, si no, se acordaría del Híbrido (aquel villano de Rom), o del rancho de Los Vengadores Costa Oeste, o de que hubo una época en la que el Hombre Gigante se posicionó entre los ases de La Casa de las Ideas? La Marvel de cualquier época puede aparecer en la viñeta menos insospechada de Academia Vengadores, y en estos últimos números, por ejemplo, puedes contemplar tanto a Genio, el chico de la silla de ruedas que formara parte de los X-Terminadores, como a Juston Seyfert, aquel otro que consiguió tener su propio Centinela y su propia colección mensual dentro de la extinta línea Tsunami, en la que también nacieran los Runaways. 

Academia Vengadores 6 Los Vengadores Vs. La Patrulla-X Debes saber de dónde vienes para conocer hacia dónde te diriges. Gage ha asentado su cómic sobre las raíces de la tradición, la ha apuntalado con cada uno de los eventos que han tenido lugar en el Universo Marvel en estos años (ahora, "Los Vengadores vs. La Patrulla-X"), y ha estado pendiente de cualquier debate social importante (temas que pocas veces se ven en un cómic tan orgullosamente fanboy como éste, hasta el punto que la sexualidad de los personajes ha sido el objeto de la mayoría de debates del correo de lectores de la edición original). Pero el punto de vista del guionista nunca ha dejado de estar en qué será de estos chicos, en cuyo interior Norman Osborn vio lo peor, y en los que este puñado de héroes metidos a profesores que a nadie le importan ha querido encontrar lo mejor. ¿Se convertirán en grandes justicieros u optarán por la profecía autocumplida? 

"Cuando esto acabe, el mundo será diferente", llega a decir uno de los profesores en el curso de estas páginas. Y no se equivoca: el fin de Academia Vengadores trae esa conclusión que sabíamos que algún día llegaría para estos personajes. Quizás algunos tengan un brillante futuro en el Universo Marvel, y será algo que busque dilucidar otra nueva serie, Vengadores: Arena, pero lo más probable es que la mayoría de ellos jamás encontrará un guionista que les trate con tanta atención y mimo como el que les ha dedicado Christos Gage. La despedida es todavía más triste, si cabe, porque, aunque los personajes tengan otros lugares a los que ir a continuación, no ocurre así con el autor, que se queda de golpe sin las dos cabeceras mensuales que escribía. Con todas las cosas positivas y el inmenso caudal de entusiasmo que trae Marvel Now!, su punto negro es que La Casa de las Ideas pierde a un guionista que merecía algo mejor. Ojalá esa situación cambie en algún momento, porque necesitamos guionistas como Christos Gage y series como Academia Vengadores.

Comentarios

Entradas populares de este blog

PRÓXIMAS NOVEDADES DE MERCHANDISING EN EXCELSIOR! Cómics