RECOMENDACIÓN: LA PATRULLA-X: LOS AÑOS PERDIDOS

Sacado de Panini News
 
Colección Extra Superhéroes. Patrulla-X Los años perdidos Antes de que el director Bryan Singer los llevara a la gran pantalla, antes de la serie animada de la que disfrutaron en los años noventa, antes de las figuras articuladas y los videojuegos, existió otra Patrulla-X.

Creados por Stan Lee y Jack Kirby, los padres del Universo Marvel, en Septiembre del año 1963 hacía su aparición el número 1 de The X-Men, publicado por la editorial Marvel Comics.

En su interior debutaban los alumnos del Instituto Xavier para jóvenes talentos, dirigidos por el hombre cuyo nombre estaba grabado en la puerta: el profesor Charles Francis Xavier. Su alineación, como ocurre con cualquier afición que se precie, es ampliamente conocida por todos los aficionados de La Patrulla-X. Aquel primer conjunto lo formaban Warren Worthington III, el multimillonario playboy apodado Ángel; el erudito y aun no hirsuto Henry “Hank” McCoy, también conocido como La Bestia; el Hombre de Hielo, cuyo verdadero nombre como el benjamín del grupo era Robert “Bobby” Drake, y su líder de campo, el serio y sacrificado Scott Summers, que también respondía al nombre de Cíclope. Por último, a estos cuatro adolescentes se uniría en este mismo número la sensacional Chica maravillosa, que no era otra que Jean Grey. Este quinteto, bajo las órdenes de su mentor y a excepción de las apariciones de Mímico, Polaris o Kaos,  conformó la primera alineación de mutantes desde 1963 hasta 1970 de forma casi ininterrumpida.

Marvel Masterworks. La Patrulla-XPero a pesar del potencial o el atractivo que podamos ver hoy en esa idea de “temidos y odiados”, The X-Men en aquella época era una de las series menos vendidas de Marvel. Tenía un grupo fiel de seguidores,  sí, pero no contaba con el privilegio de ser una de las favoritas del público, como si lo eran otras series como la de Los 4 Fantásticos, Los Vengadores o el Asombroso Spdierman. Esto llevó a su cancelación en Marzo de 1970 con el número 66 de la colección, si bien no todo acabó realmente allí. Ocurrió algo curioso; la publicación de la serie no terminó, ya que la numeración de The X-Men seguiría adelante acogiendo reediciones de números anteriores. Un caso insólito en el mundo Marvel, que hacía presagiar que pese a las bajas ventas de la serie, el de los mutantes no era un cómic cualquiera.

Los siguientes años fueron bastante erráticos para el grupo. Separados en el citado número 66 tras una batalla con Hulk, con el pretexto de no ser capaces de afrontar la creciente histeria anti-mutante, los miembros de la Patrulla-X original se desperdigarían por los rincones más variopintos del Universo Marvel, desde la serie Marvel Team-Up dónde El Hombre de Hielo compartió cabecera con La Antorcha humana, hasta la reconversión de Hank McCoy en una verdadera Bestia en los números de Amazing Adventures.

Marvel Gold. La Imposible Patrulla-X 1 ¡Segunda génesis! Esas tímidas apariciones en aquellos años oscuros, servirían para presagiar lo que estaba a punto de ocurrir; los personajes de la Patrulla-X aun tenían mucho que decir, y pedían una segunda oportunidad para entusiasmar al lector. Un deseo que se vio concedido en 1975, cuando el ahora clásico Giant Size 1 vio la luz de la mano del guionista Len Wein y el dibujante Dave Cokrum (Marvel Gold. La Imposible Patrulla-X. ¡Segunda génesis!).

Aquel cómic tendría tan buena acogida, que se resolvió concederle serie propia al grupo retomando la numeración que había seguido adelante con historias antiguas del grupo. Así pues, en su número 94, la rebautizada Uncanny X-Men(conocida en España siempre como La Patrulla-X) proseguiría su andadura a partir de este número con una alineación totalmente nueva.

El responsable a los guiones fue el guionista inglés Chris Claremont, un autor que llegaría a convertirse con el tiempo y por méritos propios, en un nombre asociado tan íntimamente a la serie que muchos no concebían su existencia sin él.

De entre todos los dibujantes que colaboraron con él durante los 16 años que estuvo al frente de la serie, con ninguno alcanzó mayor grado de conexión, ninguno hizo florecer una creatividad desatada de tal calidad, como la que consiguió el arte del dibujante John Byrne.

Marvel Masterworks. La Patrulla-XByrne llegaría en el número 108 de la colección, en plena saga de Fénix Oscura, e intervendría en algunos de los cómics más conocidos y aclamados de la serie, hasta su marcha en 1981. Con el tiempo, la relación del equipo estrella se había erosionado, y el autor afincado en Canadá abandonó la serie, dejando “Uncanny X-Men” como dominio real e indiscutible de Chris Claremont.

Hasta aquí la historia viva del cómic.

Ahora, hablemos de la cara oculta de esa historia.

Todos los lectores se sabían de carrerilla cada momento en la vida de sus héroes favoritos. Ahora bien: ¿Qué había ocurrido con el grupo en aquellos años oscuros entre The X-Men 66 y el Giant Size 1? ¿Realmente se habían disuelto cómo equipo? ¿Cómo podían haber pasado cinco años en los que no ocurriera absolutamente nada alrededor de La Patrulla-X en el universo de ficción compartido que es Marvel?

Marvel Masterworks. La Patrulla-XEvidentemente, ahí había una historia que contar.

El encargado de traernos estas historias jamás contadas de aquel primer equipo de adolescentes mutantes, no sería otro que el coautor responsable de su etapa más brillante: John Byrne. Quedaba así cerrado el círculo, permitiendo a Byrne volver a trabajar con los personajes que había ayudado a desarrollar.

Ahora como autor completo, tenía los personajes, tenía el talento,  tenía la libertad creativa, y un vacío argumental que pedía ser escrito. Una prueba viva de que antes de la llegada de Lobezno, Tormenta, Coloso o Rondador Nocturno al equipo, la primera Patrulla-X había vivido muchas historias que no merecían caer en el ostracismo.

Marvel Masterworks. La Patrulla-XEl resultado, fue una fantástica serie de 22 números, en los que la fidelidad y el cariño por los personajes fue tal, que incluso su autor quiso adornar aquellos números con un cierto aire de oficialidad, dejándoos a vosotros, los lectores, el divertido juego de hallar en cada portada de la serie el número que le hubiera correspondido a cada cómic si la colección no hubiera cerrado.

X-Men: The Hidden Years
, pese a su calidad y por desgracia, fue cancelada antes de lo que su autor hubiera querido. Pero aún así, Byrne consiguió la proeza de rellenar el espacio en blanco entre aquel último número 66, y aquella nueva Patrulla-X que surgió en el 94.

Lo que para vosotros significa que tenéis que hacer un hueco en vuestra colección; exactamente, entre el tomo delColeccionable Marvel Héroes: Graduación, y el primerOmnigold de La Imposible Patrulla-X.

Y es que el universo Marvel, por encima de todos los universos, odia los vacíos.
David Hernández

Comentarios

Entradas populares de este blog

PRÓXIMAS NOVEDADES DE MERCHANDISING EN EXCELSIOR! Cómics