RECOMENDACIÓN DEL DIA

Sacado de la pagina de Panini

Temporada de caza de mutantes

Brian K. Vaughan continúa mostrándonos su peculiar visión de La Patrull-X en un nuevo volumen dell Coleccionable Ultimate

 
Ultimate X-Men 54
Uno de los mayores atractivos del Universo Ultimate estriba en presentar conceptos de la Marvel clásica actualizados a los gustos, las inquietudes y, en definitiva, el Zeitgeist del siglo XXI. Cuando el guionista y el dibujante responsables consiguen reciclar esas ideas de manera imaginativa, surgen cómics capaces de algo tan mágico como tomar el pulso de la actualidad mediante las herramientas del pasado. Con "El juego más peligroso", la historia principal que se incluye en este tomo,Brian K. Vaughan, atento a cuanto se movía a su alrededor, supo encontrar interpretaciones novedosas e innovadoras, que a la vez entraban en colisión, para dos enclaves de La Patrulla-X clásica tan diferentes, y sin conexión alguna, como son la Isla de Krakoa y el país de Genosha, además de ofrecer una revisión actualizada del villano llamado Mojo.

¿De dónde surgían aquellas ideas? Las de Krakoa y Genosha procedían de la fértil imaginación de Chris Claremont, quien permaneciera como guionista de los mutantes durante más de tres lustros, mientras que Mojo es creación de una de sus colaboradoras más cercanas, Ann Nocenti. Así, nos encontramos con que el debut, y una de las escasas apariciones de Krakoa, se sitúa en el Giant-Size X-Men #1 USA Ultimate X-Men 54(1975. Marvel Gold. La Imposible Patrulla-X nº 1). En aquel episodio, Len Wein, Director Editorial de Marvel y escritor del episodio en cuestión, necesitaba una excusa para hacer desaparecer a los veteranos alumnos del Profesor Xavier. No fue él quien tuvo la ocurrencia de que una isla del Pacífico que hubiera sido objeto de pruebas nucleares cobrase vida para alzarse como grandiosa amenaza mutante, sino del que era entonces su ayudante, un Claremont que, con tan solo 25 años, sería poco después el encargado de guionizar las aventuras de la nueva formación de La Patrulla-X surgida de aquel episodio. El dibujante Dave Cockrum confirió a Krakoa un aspecto monstruoso y letal, a través de una espectacular página en la que se la tildaba como "¡La isla que camina como un hombre!". La isla fue vencida por los mutantes y arrojada al espacio, con lo que los aficionados tardarían mucho tiempo en volver a saber de ella, y nunca tendría el mismo impacto que la primera vez. La importancia de Krakoa residía en su condición de instrumento para provocar la reunión de la nueva Patrulla-X, pero más allá de eso no daba para mucho.

Distinto sería el caso de otro enclave geográfico, el de la nación de Genosha, “una tierra verde y agradable de esperanza y oportunidad. Donde la libertad es consigna”, según rezaba el lema con el que fue presentada por Claremont y el dibujante Rick Leonardi, enUncanny X-Men 235 USA (1988). En realidad, Genosha servía de metáfora marvelita a la Sudáfrica delapartheidUltimate X-Men 54Como allí, una minoría en el poder, en este caso los humanos, garantizaba su bienestar mediante el yugo sobre una mayoría oprimida, la de los mutantes, que habían sido esclavizados y se ocupaban de los trabajos más ingratos y peligrosos, en función de los poderes con los que contaran. En aquella primera aventura, La Patrulla-X encendía las llamas de la revolución, de manera que, al cabo de los años, Genosha terminó transformada en un paraíso mutante gobernado por Magneto, y posteriormente también en el escenario del mayor genocidio lanzado por los humanos contra el homo superior, al comienzo del New X-Men de Grant Morrison, en 2001. >A partir de entonces, el nombre de aquel paraje, situado entre Madagascar y las Islas Seychelles, cualesquiera que fueran sus circunstancias, quedaría instalado para siempre en el imaginario de los aficionados a los mutantes.

Y por último está Mojo, el concepto de los tres que más difícil engarce tiene en la mitología de La Patrulla-X. Presentado originalmente en la miniserie de Longshot realizada por Ann Nocenti y Arthur Adams en 1985, Claremont lo integraría en su entorno junto al mencionado héroe, a partir de Uncanny X-Men Annual #10 USA (1987). Mojo pertenece a una raza de seres que carecen de espina dorsal,Ultimate X-Men 54 lo que le obliga a moverse a través de una silla cibernética, y dirige Mojoverso, una dimensión cuyos habitantes están enganchados a los productos televisivos que él produce. Criatura monstruosa y nauseabunda, el villano parodiaba abiertamente a los programadores televisivos, obsesionados por conseguir audiencia a cualquier precio, incluido el de la inteligencia de sus clientes.

Para unir estos tres conceptos que en principio no parecen tener puntos comunes (y de hecho nunca han coincidido en la continuidad clásica), Vaughan recurriría a un cuarto elemento, esta vez externo a los cómics, pero que a mediados de la primera década del siglo XXI había alcanzado una enorme popularidad entre los aficionados a la cultura popular. Se trataba de Battle Royale (2000), filme japonés basado en la novela deKoushun Takami y dirigido por Kinji Fujasaju, que contaba con el legendario Takeshi Kitano como principal atracción dentro del elenco, aunque los verdaderos protagonistas eran los adolescentes, casi niños, que tenían que enfrentarse a muerte entre ellos en el entorno de una isla desierta modificada tecnológicamente para contar con las más mortíferas trampas. El argumento de esta cult movie basta para deducir la manera en la que Vaughan buscó la manera de trasladar el material del filmeUltimate X-Men 54 a un relato protagonizado por La Patrulla-X y de identificar sus elementos básicos con Krakoa, convertida en la isla-plató de TV en la que tienen lugar las batallas entre los mutantes; con Mojo, en el papel del maestro de ceremonias de este circo perverso, y con Genosha, como el país cuyos habitantes disfrutan del macabro espectáculo.

La mezcla dio lugar a los más sabrosos resultados. Brian Michael Bendis, el patriarca del Universo Ultimate, supo verlo de inmediato, de manera que no tardó en reaprovechar todo aquel caudal imaginativo para una de las aventuras del Spiderman Definitivo, detalle que señala lo acertado del planteamiento del guionista interino de Ultimate X-Men. Porque Vaughan no buscaba inventar la pólvora ni revolucionar el medio; se seguía viendo como el autor provisional de la serie, en espera de que llegara ese Bryan Singer que nunca haría acto de presencia. Su estancia en la serie se vería prorrogada una y otra vez, en pequeños periodos que se traducirían a su vez en cortas historias, ante la imposibilidad de construir argumentos con el largo plazo en mente. Otros dos de esos relatos completan este volumen: un episodio autoconclusivo protagonizado por Charles Xavier en que se presentaba un mutante creado en exclusiva para el Universo Ultimate, y un arco de apenas dos números, centrado en la rivalidad entre Lobezno y una Dama Mortal que debutaba en esta realidad tomando el mismo aspecto que le diera la actriz Kelly Huen X-Men 2. Después, llegaría la despedida de Vaughan, y además por la puerta grande, nada menos que con el regreso de Magneto, pero eso lo veremos en el próximo volumen.
Julián Clemente
Ultimate X-Men 54 Ultimate X-Men 54

Comentarios

Entradas populares de este blog

PRÓXIMAS NOVEDADES MERCHANDISING EN EXCELSIOR! cómics