RESEÑA


CLANDESTINE CLASSIC Nº 01

ALAN DAVIS, MARK FARMER
A ver, pongámonos en situación: corrían principios de los años noventa. El comic de superhéroes, y en concreto los de la Marvel sufrían grandes cambios, propiciados por los gustos de la época.
De la seudo realidad optimista que había impregnado los sesenta y los setenta, pasaron a estar eternamente cabreados, con aptitudes muy poco “heroicas”.
Los trajes se llenaron de cartucheras y corazas inútiles, complementos como grandes armas, y un carácter agriado (Dios mio, si hasta el Capitán América llevaba armadura !!)
Eran tiempos distintos, que el lector tradicional reuia, y empezaba abandonar buscando pastos mas fértiles (en España había gran comic europeo).
Pero tuvo que ser precisamente un autor clásico en formas y maneras, el que hizo que miles de fans siguieran a la gran M contra viento y marea: Alan Davis y su Clandestine.
De corte elegante, y afianzado por la gloriosa etapa que acababa de terminar en Excalibur, quiso iniciar una nueva serie que volviese a los orígenes de la editorial.
Una familia que huye de las grandes reuniones, y que sistemáticamente esta siendo masacrada por unos mutantes, deberá concentrarse para esclarecer el misterio. Ya esta, este sencillo argumento sirve al autor, para convocar sus habilidades como guionista y mantener el hilo conductor durante los pocos números que realizo.
¿Porque lo dejo? Buena pregunta. Ya hemos comentado que los tiempos habían cambiado, y la serie no supo auparse con un volumen de ventas suficiente, decepcionando a Davis hasta el punto de dejar la serie, que languideció en otras manos no tan diestras, y cerró un par de números después.
Nos quedan en el recuerdo un gran dibujo, una puesta en escena moderna, a la par que deudora de los clásicos, y unos personajes muy interesantes que se merecían otra oportunidad, cosa que han hecho recientemente en los USA.

Comentarios

Entradas populares de este blog

PRÓXIMAS NOVEDADES MERCHANDISING EN EXCELSIOR! cómics

PRÓXIMAS NOVEDADES DE MERCHANDISING EN EXCELSIOR! Cómics