RESEÑA: SUCKER PUNCH por JOAQUIN FIGOLS

Joaquin nos ha enviado una excelente reseña de esta peli que dara bastante que hablar entre el fandom.
(por cierto, al final, te pongo la respuesta a una de tus preguntas)





Esa es la gran pregunta. ¿Merece la pena o no merece la pena pagar la entrada?
La respuesta es todavía más descorazonadora: depende. Si lo que queréis es matar un rato, pues, bueno, si. Si lo que queréis es espectáculo (algo así como una superproducción de Hollywood o una buena película), pues como que no.
Ese es el problema de Sucker Punch: apela a los frikis, pero la historia no está del todo exprimida, no se le ha sacado todo el jugo. Parece como si quisiera crear una historia de cine negro (muy manida) sumarle un mundo mágico y añadir tres o cuatro escenas de peleas.
Visualmente hablando está bien, pero al fallarle la historia, la película se convierte en una excusa para usar esa tecnología visual.
Los actores, más bien las actrices (o el “gancho”), pues bueno, quedan bien en medias de rejillas con metralletas y espadas. Además, el director sabe lo que queremos: “service.” Así que nos da una serie de escenas en las que las vemos caminar, pelear, robots pilotados por bellas heroínas… etc. De hecho, me atrevo a decir más: el “service” es tan importante, que te ponen cinco “ganchos/actrices” para que se cubran los sueños húmedos de cualquiera.
A nivel interpretativo… muy normalito, y creo que soy generoso. La escena de la muerte de la hermana (Rocket, creo) es mala, estandarizada y típica. Las actrices son mediocres en su actuar. Los actores (varones) son meras comparsas, excusas para que las chicas vayan en medias, y están excesivamente estereotipados. De los tres personajes masculinos importantes en la historia (el padrastro, el celador y el “ángel de la guarda”) me quedo con el padrastro (Gerard Plunkett). Su trabajo al inicio de la película (la parte sin diálogos) es muy bueno.
Esta obra falla: falla su historia por que no es ni una historia de cine negro, ni de ciencia ficción, ni thriller psicológico. Falla el “service” por que la historia no está definida, llega un momento en que uno se puede estar preguntando a si mismo cuando viene otra escena de acción, y, por último, falla al apelar al mundo friki: si se va a hacer una película de tías guerreras con medias de rejilla y metralletas, se debería poner “service” todo el tiempo.
En resumidas cuentas: si tenéis diez euros, a lo mejor podríais gastarlos en otras cosas. Pero si os decidís por ir a ver Sucker Punch no esperéis mucho “service.”
P.D.: ¿Habrá figuritas de esta película? En concreto del “mech” de la segunda lucha.

Comentarios

Entradas populares de este blog

PRÓXIMAS NOVEDADES MERCHANDISING EN EXCELSIOR! cómics