ANECDOTAS: EL TIMADOR DEL BILLETE ROTO

Una sección que tenía descuidada, y que no había posteado nada desde hace mucho tiempo:
ATENCION ESPECIAL LOS QUE TENEIS UNA TIENDA O UN BAR!!
Hay anécdotas agradables y divertidas, que te ries un rato, y otras no tanto.
Hay ciertos individuos que van por los negocios intentando el truco del billete roto (no se si le han puesto nombre)
Os cuento:
Entra una persona normal, educada y poco sospechosa. Mira por la tienda un breve rato, y escoge un comic al azar (ya te hace sospechar, conociendo al lector como lo conoces, que un señor con acento extranjero coja el primer tebeo de la cajonera que vea, que resulta ser un extra de El Cairo, revista de comic española de los años 80 y 90, precursora de la linea clara. Joer, si ni siquiera tenia una tia buena en la portada)
Pero bueno, le dejamos hacer.
Elige un material que lleve un precio que no sea redondo, en este caso 5,95 €. El individuo en cuestión saca un billete de 50 € para pagar... hasta ahí casi normal. Lo que te hace saltar las alarmas, es que el tío no suelta el billete, que lo sujeta de una punta, y te dice que los 95 céntimos te lo va  a dar en suelto, y te tira un montón de monedillas encima del mostrador.
Tras lo que parece una eternidad contando, le pides por favor el billete (que no suelta en toda la operación), y al dártelo....resulta que le falta un generoso trozo en una esquina, coincidiendo con los números de serie!!
Conjeturas: o el tipo en cuestión, quiere colarte un billete mas falso que un euro de cartón, o al hacer la jugada de los céntimos sueltos, espera que el comerciante, impaciente, empiece a sacar los cambios de la caja (por ejemplo, dos billetes de 20, y uno de 5 €), y que al reclamárselos por lo del billete roto, te cuele dos falsos, que lleve preparados para tal caso.
No lo se, porque no quise admitir el billete de ninguna de las maneras, y se marcho por la puerta sin decir adios.
En cualquier caso, si se pone tonto hay que quedarse el billete para enseñárselo a la policía, y echar rápidamente a este individuo con cajas destempladas.
Atención, que siempre aprovecha cuando hay gente en el comercio, para aprovecharse de la cola que forma, y es una persona que vive o intenta vivir de esto, ya que ya lo había intentado conmigo en otro negocio.
Bueno, siempre podéis tenéis un sable láser escondido tras el mostrador como yo, y cercenarle el antebrazo como advertencia...

Comentarios

Entradas populares de este blog

PRÓXIMAS NOVEDADES MERCHANDISING EN EXCELSIOR! cómics

PRÓXIMAS NOVEDADES DE MERCHANDISING EN EXCELSIOR! Cómics